Red de liturgia

CLAI - Consejo Latinoamericano de Iglesias

Inicio | Quiénes somos | Enlaces

24 de abril de 2009

Día Internacional de la nNo Violencia contra las Mujeres

Autor/es: Izani Bruc

Visto: 5954 veces

LITURGIA PARA EL 25 DE NOVIEMBRE DE 2007

DÍA INTERNACIONAL DE LA NO VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES.

- SALUDOS DE BIENVENIDA: “Dichosos/as los que procuran la paz, pues Dios los llamará hijos/as suyos/as” Mateo 5:9

Con estas palabras de Jesús saludamos cariñosamente a cada uno/a de ustedes que han llegado hasta aquí para celebrar esta liturgia del Día Internacional de la no violencia contra la mujer.

INTRODUCCIÓN(datos sobre el origen de esta fecha): En 1993, la Asamblea General de las Naciones Unidas declaró "que la violencia contra la mujer constituye una violación de los derechos humanos y de las libertades de la mujer... que se necesita una clara y exhaustiva definición de la violencia contra la mujer, una clara declaración de los derechos que se deben aplicar para asegurar la eliminación de toda violencia contra la mujer en todas sus formas y un compromiso de los Estados... y de la comunidad internacional en general para eliminar la violencia contra la mujer" (Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer).

En diciembre de 1999, la 54ª sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó la Resolución 54/134 en la que declaraba el 25 de noviembre Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

El origen del 25 de noviembre se remonta a 1960, año en el que las tres hermanas Mirabal fueron violentamente asesinadas en la República Dominicana por su activismo político. Las hermanas, conocidas como las "mariposas inolvidables" se convirtieron en el máximo exponente de la crisis de violencia contra la mujer en América Latina. El 25 de noviembre ha sido la fecha elegida para conmemorar sus vidas y promover el reconocimiento mundial de la violencia de género. Este día se ha celebrado en América Latina desde los años 80(información de la página de la ONU).

- INVOCACIÓN:
Ven Espíritu de amor, ven a nosotros y nosotras.
Ven Espíritu Santo, quédate con nosotros y nosotras.
Comparte este encuentro en comunidad y derrame tu presencia.
Renuévanos, para sentirnos unidos y unidas en tu amor.

Todos/as: Amén.

CONFESIÓN DE PECADOS: Oración individual en silencio

Guía: Por el amor y misericordia de Dios, Jesucristo fue dado para morir por nosotros/as y, por sus méritos, Dios nos perdona todos nuestros pecados. A los/as que creen en Jesucristo les concede el poder de ser hijos e hijas de Dios y les confiere su Espíritu Santo.
Todos/as: Amén.

- HIMNO: Momento nuevo(libro liturgia y cántico p.490)

- SALUDO APOSTÓLICO:

Guía: La gracia del Señor Jesucristo, el amor de Dios y la comunión del Espíritu Santo sean con todos/as ustedes.

Todos/as: Y con tu espíritu

KYRIE ELEISON:(mientras la comunidad canta el Kyrie Eleison, propongo que se forme una cruz con pares de zapatos de mujeres en frente al altar o en un lugar bien visible, en cada par de zapato poner el nombre de una mujer que ha sido victima de violencia o fallecido por femicidio. Uso la imagen de los zapatos, pues es un símbolo muy fuerte en Chile que marcó todos los actos de denuncia de violencia contra la mujer. Hasta hoy, en Chile son 49 mujeres que perdieron la vida por femicidio durante este año.)

Todos/as: -Imploramos tu piedad, oh buen Señor, por quién sufre en este mundo, a una gime toda la creación. Tus oídos se inclinen al clamor de tu gente oprimida, apura, oh Señor, tu salvación. Sea tu paz, bendita y hermanada a la justicia, que abrace al mundo entero: ¡ten compasión! Que tu poder sustente el testimonio de tu pueblo tu Reino venga hoy, Kyrie Eleison(bis). (Autor: Rodolfo Gaede Neto-Brasil)

ORACIÓN: (oración adaptada de la oración de Virginia Mínico- fuente: Selah)

Guía: Dios amoroso, que siempre estás a nuestro lado
y nos amas, ayúdanos a encontrar las fuerzas para defender la paz y
la justicia en este mundo a partir de hechos sencillos de
nuestra vida cotidiana.

Todos/as: AYÚDANOS A CONSTRUIR UN MUNDO SIN VIOLENCIA.

Guía: Despierta en nosotros y nosotras corazones solidarios,
mentes y oídos abiertos para escuchar tu
Palabra permanente y hacerla carne en nuestra realidad marcada por la violencia.

Todos/as: AYÚDANOS A CONSTRUIR UN MUNDO SIN VIOLENCIA.

Guía: Sostennos en momentos difíciles para no caer en actos violentos que dañan a otros/as.

Todos/as: AYÚDANOS A CONSTRUIR UN MUNDO SIN VIOLENCIA.

Guía: Concédenos el compromiso de promover todos los días, en
nuestros hogares, lugares de trabajo, de estudio, en el
pueblo donde vivimos la paz.

Todos/as: AYÚDANOS A CONSTRUIR UN MUNDO SIN VIOLENCIA.

Guía: Quítanos el velo de nuestros ojos para poder verte
caminando entre los desamparados, desplazados enfermos,
desocupados, discriminados, entre las victimas de todo tipo de violencia, pues todos andamos contigo,
muchas veces de la mano y no nos sentimos.


Todos/as: AYÚDANOS A CONSTRUIR UN MUNDO SIN VIOLENCIA

Guía: Infúndenos la fuerza para gritar por Ti, para clamar por tu justicia, para hablar con la verdad, para denunciar la violencia
para edificar un mundo nuevo con ladrillos de paz y amor.

Todos/as: AYÚDANOS A CONSTRUIR UN MUNDO SIN VIOLENCIA. UN MUNDO DONDE EL “AMOR Y LA VERDAD SE DARÁN CITA, LA PAZ Y LA RECTITUD SE BESARÁN, LA VERDAD BROTARÁ DE LA TIERRA Y LA RECTITUD MIRARÁ DESDE EL CIELO”. (Salmo 85: 10-11)

HIMNO: Mi pensamiento eres tu Señor(libro de liturgia y cántico p.404)

LECTURA BÍBLICA: Isaías 5: 20

PREPARACIÓN PARA LA PROCLAMACIÓN DEL EVANGELIO:

Guía: La paz del Señor, fuente del amor universal esté con cada uno/a de nosotros y nosotras. El Señor de la vida nos reúne en esta liturgia, por eso, cantemos el aleluya, preparándonos para escuchar el Evangelio.

ALELUYA:

LECTURA DEL EVANGELIO: Mateo 5: 14-16

REFLEXIÓN: (mi propuesta es que la reflexión de este día sea sobre el Evangelio, que podamos reflexionar con nuestras comunidades:
¿cómo podemos ser luz en el oscuro mundo de la violencia ejercida contra la mujer?
¿Cuándo como iglesia-comunidad-cristiano/a ponemos nuestra luz bajo un cajón frente a la violencia contra la mujer?
-Al terminar la reflexión entregar a cada persona una vela encendida simbolizando que para construir un mundo sin violencia, es necesario la luz de compromiso de todos/as).

HIMNO: Danos un corazón(libro liturgia y cántico p.519)

CREDO:
-Creo en Dios, creador, arquitecto de todo espacio inundado de
vida. Amor absoluto manifiesto en cada uno de nosotros y nosotras como
expresión máxima de su gloria. Por el que somos llamados a reflejar su
amor efectivo sobre todo lo creado que se nos hace próximo.

-Creo en Jesús, hombre, de estirpe humana en su plenitud, amigo
de todos y todas. Que se hizo pobre y rebelde, luchador por la vida,
sembrador de esperanzas, ejemplo de fe. Maestro de sabios e ignorantes.
Que murió preguntando ¿por qué?, y resucitó contestando cuando... Creo
ahora en el Cristo que fundió los cimientos del Reino.

-Creo en el Santo Espíritu, viento suave de amor y vida. Cálido
aliento de esperanza y valor. Fuerza que levanta mi brazo en la
construcción del Reino de Dios. Deseo de un mejor futuro y de búsqueda de
la verdad.

-Creo en la Iglesia, comunidad de seres humanos identificados con
el amor de Cristo. Amantes comunes de un mismo amor. Reflejos del amor
de Dios que los une y los hace cuerpo de Cristo, para unidos luchar por
la búsqueda del Reino que les espera en el atardecer de la vida.

-Creo en ese Reino, que me motiva con cada amanecer a seguir
viviendo. Luchando por hacer posible lo imposible, por regar con amor la
flor mustia de la insensibilidad moderna.

-Y creo en todo lo que huela a vida. En todo lo que se mueva en
dirección a la vida que es una, la misma vida que brota del contacto de
los átomos e impulsa todo: Dios.(Noemí Gorrín- Fuente: Selah).

ORACIÓN DE INTERCESIÓN COMUNITARIA: (formar un círculo alrededor de la cruz de zapatos con las velas que fueron entregadas a las personas al final de la reflexión. Cada persona deposita su vela y hace su petición.) Entre cada petición la comunidad dice:

Todos/as: Escucha Señor nuestra oración

OFRENDA: Mientras se ofrenda la comunidad canta:

“Te ofrecemos nuestros dones, al servicio de tu reino.
Te ofrecemos nuestra vida, por tu causa y tu amor”.

PREFACIO:

Guía: El Señor sea con ustedes

Todos/as: Y también contigo.

Guía: Elevemos los corazones.

Todos/as: Al Señor los elevamos.

Guía: Demos gracias al Señor nuestro Dios

Todos/as: Es justo darle gracias y alabanza

Guía: En verdad es digno justo y saludable que en todo tiempo y lugar te demos gracias y alabanza, OH Señor, Padre santo, por Cristo nuestro Señor quien en el primer día de la semana triunfó sobre la muerte y la tumba, y por su gloriosa resurrección nos abrió el camino a la vida eterna. Así pues, con la iglesia en la tierra y los coros celestiales, alabamos tu nombre y nos unimos a su himno eterno cantando:

SANTO:

“Santo, Santo, Santo, mi corazón te adora. Mi corazón te sabe decir Santo eres Señor”.
PLEGARIA EUCARÍSTICA: (libro liturgia y cántico p.64 –Plegaria Eucarística III)

Guía: Bendito eres tú, Señor de cielo y tierra.
Apiadándote de nuestro mundo caído diste a tú único Hijo para que todos/as que creen en él no perezcan, sino que tengan vida eterna.
Te damos gracias por la salvación que tú nos ha preparado por Jesucristo.
Envía ahora tu Espíritu Santo a nuestros corazones, para que recibamos a nuestro Señor con fe viva ahora que viene a nosotros/as en su santa cena.

Todos/as: Ven, Señor Jesús.

Guía:
-La noche en que fue entregado, nuestro Señor Jesús tomó pan y dio gracias lo partió y lo dio a sus discípulos, diciendo:
Toman y coman esto es mi cuerpo, dado por ustedes.
Hagan esto en memoria mía.

-De igual manera, después de haber cenado, tomó la copa, dio gracias y la dio a beber a todos, diciendo:
Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre, derramada por ustedes y por todo el mundo para el perdón del pecado.
Hagan esto en memoria mía.


PADRENUESTRO: Oramos juntos/as la oración que nuestro Señor nos enseñó:
Padre nuestro que estás en los cielos, santificado sea tu nombre venga a nosotros tu reino hágase tu voluntad, así en la tierra como en el cielo el pan nuestro de cada día, dánoslo hoy y perdónanos nuestras deudas así como nosotros perdonamos a nuestros deudores y no dejes caer en tentación mas líbranos del mal. Porque tuyo es el reino, el poder y la gloria, por los siglos de los siglos. Amén

Guía: Jesús dijo: “Les dejo mi paz, les doy mi paz.” Compartimos esta paz con nuestros hermanos y hermanas.

AGNUS DEI(Cordero de Dios):

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo: ten piedad de nosotros.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo: ten piedad de nosotros.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, danos tu paz.

COMUNIÓN:
ORACIÓN:

Guía: -Te damos gracias, Dios de amor y misericordia, porque tú nos has renovado con el poder sanador de este don de vida y te suplicamos que, en tu infinita misericordia, transforme y sane nuestras vidas, a fin de que podamos vivir en paz y armonía como hijas e hijos tuyos, y conformar nuestras vidas a la suya por el mismo Jesucristo nuestro Salvador.

Todos/as: Amén.

BENDICIÓN: (libro de liturgia y cántico p.83)
-Que Dios, de quien viene la constancia y el ánimo, les conceda a todos vivir en armonía unos/as con otros/as, en conformidad con Cristo Jesús.
-Que Dios, fuente de toda esperanza, les conceda alegría y paz, y así se sientan cada día más esperanzados/as por el poder del Espíritu Santo.
-Que el Dios de paz esté con todos/as ustedes.

Todos/as: Amén

HIMNO FINAL: Sois la semilla(libro liturgia y cántico p.486)

ENVÍO:

Guía: “Ustedes son la luz de este mundo”( Mateo 5:14). Vayan en la paz. Y que su luz brille al servicio del Señor.

Todos/as: Demos gracias a Dios.
Share

Palabras relacionadas

violencia, todosas, dios, guía, mundo

Atras