Red de liturgia

CLAI - Consejo Latinoamericano de Iglesias

Inicio | Quiénes somos | Enlaces

17 de octubre de 2019

Confesión Antifonal (Lucas 18:1-8)

Autor/es: Maximiliano A. Heusser

Visto: 644 veces

La viuda insistente se hace carne en las madres que piden justicia por sus hijos e hijas asesinadas, que mil veces golpean las puertas de los tribunales pidiendo respuestas.

Dios nuestro, perdona nuestra falta de amor.

La viuda insistente se hace carne en las mujeres de nuestros pueblos originarios, que se organizan por sus comunidades, defendiendo sus territorios, sus derechos, el agua, la creación toda, la vida plena.

Dios nuestro, perdona nuestra falta de amor.

La viuda insistente se hace carne en las mujeres víctimas de violencia de género, que no son escuchadas y son revictimizadas una y otra vez.

Dios nuestro, perdona nuestra falta de amor.

La viuda insistente se hace carne en las mujeres migrantes, que a pesar de sufrir la discriminación, buscan un mejor futuro para sus familias.

Dios nuestro, perdona nuestra falta de amor.

La viuda insistente se hace carne en todas las mujeres que luchan y gritan por relaciones justas, por equidad, que son estigmatizadas y señaladas con dedos acusadores.

Dios nuestro, perdona nuestra falta de amor.

Te lo pedimos en el nombre de Jesús,

Amén.

P. Maximiliano A. Heusser

Share

Palabras relacionadas

Viuda, Juez

Atras