Red de liturgia

CLAI - Consejo Latinoamericano de Iglesias

Inicio | Quiénes somos | Enlaces

05 de marzo de 2018

Confesión Antifonal (Juan 3:14-21)

Autor/es: Maximiliano A. Heusser

Visto: 628 veces

 

Dios amó tanto al mundo que envió a su Hijo;

Nosotros, en cambio, señalamos a quienes nos rodean haciéndoles mal.

Dios lo envió para que todo aquél que en Él crea no se pierda, sino que tenga vida eterna;

Nosotros, en cambio, acusamos a las personas que son distintas, sin siquiera intentar comprenderlas.

Dios envió a su Hijo, para que el mundo sea salvo por él.

Nosotros, en cambio, juzgamos a los demás, sentándonos en el privilegiado lugar del juez.

El que en él cree, no es condenado;

Nosotros, en cambio, condenamos, expulsamos y declaramos culpables y pecadores a diestra y siniestra.

Dios de amor, no queremos seguir amando las tinieblas, ayúdanos a cambiar.

Dios de amor, queremos acercarnos a la luz, para que así, sea evidente que nuestras obras son hechas en Ti.

Perdona nuestro pecado, nuestra maldad, nuestra falta de misericordia.

Te lo pedimos en el nombre de Jesús, a quien Tú enviaste, Amén.

 

P. Maximiliano A. Heusser †

San Carlos de Bariloche, Rio Negro (Argentina)

Share

Palabras relacionadas

Amor, Juicio, Salvación, Juan

Atras