Red de liturgia

CLAI - Consejo Latinoamericano de Iglesias

Inicio | Quiénes somos | Enlaces

01 de octubre de 2020

Antífona de Confesión (Mateo 21:33-46)

Autor/es: Maximiliano A. Heusser

Visto: 170 veces

Dios nuestro, dueño de la viña, seguimos intentando adueñarnos de lo tuyo, queriendo transformar tu Reino de amor, verdad y justicia, en nuestro pequeño y limitado reino.

Perdónanos, Dios de amor.

Dios nuestro, seguimos sin escuchar a las profetizas y profetas que nos envías para llamarnos la atención. Denuncian el racismo que se esconde en medio nuestro, la violencia de género, el maltrato a tu Creación, la explotación de personas, la vulneración de derechos.

Perdónanos, Dios de amor.

Dios nuestro, seguimos callando las voces de quienes nos envías con mensajes claros, reconocemos que les hemos alejado lo más posible, les hemos lastimando, pero también les hemos dado muerte.

Perdónanos, Dios de amor.

Dios nuestro, recortamos las enseñanzas de Jesús, tu Hijo, para que sus palabras y ejemplo no siga señalando nuestras contradicciones, nuestra maldad y pecado.

Perdónanos, Dios de amor.

Dios nuestro, seguimos siendo cómplices de los labradores malvados y de todos aquellos, que como los fariseos y los principales sacerdotes, con nuestras acciones y omisiones alejamos tu Reino de en medio nuestro.

Perdónanos, Dios de amor.

Que el soplo transformador de tu bendita Ruaj, actúe en medio nuestro, para que podamos trabajar tu viña con responsabilidad, brindando frutos de justicia y paz.

Te lo pedimos en el nombre de Jesús, Amén.

Maximiliano A. Heusser

Share

Palabras relacionadas

Viña, Labradores, Reino

Atras